Cuando escuchamos la palabra código podríamos pensar que se trata de algo oculto y secreto, en una contraseña o simplemente algún identificador. Sin embargo, en el mundo computacional, por ejemplo, cuando se habla de código se hace referencia a una serie de palabras, números y símbolos que, combinadas, corresponden a un conjunto de comandos que producen una solución, generan el proceso de alguna tarea o forman un sistema en especifico. En desarrollo de software, la palabra código hace referencia a uno o varios lenguajes de programación.

El término código abierto se refiere al modo en que se tiene acceso al código que involucra un software. Es decir, el software creado por algún grupo o individuo que se etiquete como de código abierto, tendrá su código fuente disponible para todo público de forma libre, en Internet o cualquier otro medio, podrá ser copiado, utilizado y distribuido siempre y cuando se respeten los términos establecidos por quien lo diseñó. Este tipo de proyectos ha permitido el intercambio constante de conocimiento de manera tal que el software reciba mejoras continuamente, se aplique en distintos ámbitos y se amplíen las capacidades del software.

¿Cómo puede ayudarte el código abierto?

Antes de responder esta cuestión, pensemos en las tareas específicas que hacemos en nuestras investigaciones, en los recursos de software y las herramientas que necesitamos para conseguir resultados óptimos. Entre algunas de esas tareas puede estar el cálculo de una serie de indicadores, la creación de documentos con un formato similar, la edición, almacenamiento y procesamiento de los datos.

Ahora bien, si prestamos atención a estas tareas muchas veces las podemos considerar repetitivas, porque bajo condiciones similares se realiza el mismo procedimiento. Esto ha permitido que se desarrollen herramientas, aplicaciones y software por parte de las empresas e individuos, de manera que permitan, faciliten y ahorren tiempo en los procesos.

Es aquí cuando el código abierto puede ser de mucha ayuda, dado que donde se requiera un software o una serie de comandos que resuelvan una tarea en específica, se abre un abanico de posibilidades para reutilizar código previamente desarrollado por otro equipo de trabajo, y encontrarás distintas fuentes de información para localizarlo, pues la retroalimentación del conocimiento es constante. En otras palabras, el código abierto es una forma de inteligencia colectiva en la cual muchas personas están involucradas, comparten y colaboran. Además, están dispuestos a ayudar con sus conocimientos poniendo a disposición sus trabajos. Logrando así una mayor interacción entre expertos en el área y personas que se inician en el tema central es decir, una comunidad. Para que estas comunidades surjan sólo es necesaria una plataforma de comunicación que muchas veces puede ser un foro, en el cual se realizan consultas y sugerencias.

Una de las comunidades de código abierto más grande del mundo es
GitHub, en  la cual se alojan millones de proyectos a lo largo y ancho de todo el planeta.

Los proyectos bajo el código abierto pueden ser utilizados por cualquier persona para casi cualquier propósito y, por tanto, se pueden emplear para construir otras cosas. Es decir, son de estándar abierto, están a disposición del público aunque pueden tener varios derechos de uso asociados.

Cualquiera puede inspeccionar un proyecto de código abierto en busca de errores e inconsistencias, permitiendo que sea transparente. Este aspecto es muy importante dado que posibilita que, por ejemplo, los entes gubernamentales e instituciones que tienen una serie de restricciones permitan su práctica sin problema alguno, y se sentirán confiados sobre la manera en que la información sea utilizada, pues podría ser monitoreada.

Finalmente, el código abierto recibe un aporte considerable por parte de empresas importantes a nivel informático apoyando el surgimiento de nuevos proyectos y publicando los avances en sus páginas. Tal es el caso de IBM [https://developer.ibm.com/open/projects/]

Ejemplos de Código Abierto

Linux: es una familia de sistemas operativos de código abierto tipo Unix basados ​​en el núcleo de Linux, un núcleo del sistema operativo lanzado por primera vez el 17 de septiembre de 1991 por Linus Torvalds.

Android: es un sistema operativo móvil desarrollado por Google, basado en Kernel de Linux y otros software de código abierto. Fue diseñado para dispositivos móviles con pantalla táctil, como teléfonos inteligentes, tabletas, relojes inteligentes, automóviles y televisores.

RStudio: es un entorno de desarrollo integrado (IDE) para R. Incluye una consola, un editor de resaltado de sintaxis que soporta la ejecución directa de código, así como herramientas para el trazado, el historial, la depuración y la gestión del espacio de trabajo, esta disponible bajo ediciones de código abierto y comercial.

Amanda: anteriormente conocido como Advanced Maryland Automatic Network Disk Archiver, es una herramienta de archivo de código abierto que es capaz de respaldar los datos que residen en varios ordenadores de una red. Utiliza un modelo cliente-servidor, donde el servidor se pone en contacto con cada cliente para realizar una copia de seguridad a una hora programada.

Deja una respuesta