Alguna vez has querido saber como es realmente participar en una investigación científica, sin necesariamente tener el entrenamiento o la educación del área? Descubrir nuevas especies, identificar cuerpos celestes, quizás simplemente hacer trabajo de campo en las fronteras de tu propia ciudad, catalogando los animales y plantas que coexisten en tu hábitat local. Mediante proyectos y aplicaciones de ciencia ciudadana, esto es una posibilidad, y ya hay una diversidad de personas cotidianas que la han aprovechado, indirectamente volviéndose científicos.

Alrededor del mundo, una multitud de gobiernos y instituciones ya están resolviendo problemas concretos utilizando ciencia ciudadana. Ya sea por que consideran mucho más eficiente aprovechar el amplio alcance que les otorga, porque lo consideran necesario para lograr conseguir una comunicación mas directa entre los científicos y el entorno el cual estudian, porque piensan que el vinculo entre los científicos y la gente común debe ser mas estrecha, o porque requieren de la información que pueden obtener de reportes y observaciones hechos durante el día a día de los ciudadanos, simplemente ven ahí un potencial muy importante y explotable, y es de esperar que el foco de estos proyectos se este ampliando cada vez mas y mas, desde problemas particulares de biodiversidad o reporte de deslaves, hasta temas de políticas públicas y decisiones legales.

Pensando nada más en el momento actual en el que vivimos, vemos que hay muchas oportunidades para participar en estos proyectos inclusive en lugares del mundo donde no son muy comunes. Sólo hace falta tiempo libre y una conexión a Internet para empezar a transcribir documentos de la librería del congreso estadounidense, identificar animales en Australia o ayudar a monitorearlos en la India. Todo esto sin ni siquiera ir a recolectar datos en el campo como tal, lo cual pone otro gran montón de posibilidades sobre la mesa, las cuales definitivamente solo hemos empezado a explorar.

¿Tienes curiosidad por cual es el verdadero potencial de esta practica? Si quieres saborear una pequeña muestra, solamente tienes que revisar los siguientes proyectos que presentamos a continuación.

Butterfly Conservation

Butterfly Conservation es una ONG que trabaja con la protección de la vida salvaje basada en el Reino Unido que, tal como su nombre lo indica, se dedica a realizar investigaciones y proyectos que apuntan hacia la conservación y restauración del hábitat de mariposas y polillas, buscando tanto proteger especies locales en peligro como apoyar y promover esfuerzos internacionales de preservación. En su pagina comparten recursos tanto para aprender a identificar especies individuales, como para ciertas prácticas de permacultura (siembra de ciertas plantas en especifico, creación de un hábitat reproductivo, etc.), que otorgan a las mariposas y polillas un refugio dentro de tu jardín. Como organización, tienen una multitud de proyectos de conservación dedicados a la creación de mejores prácticas de agricultura y pastizales económicos, pero repletos de polinizadores y flores silvestres.

Sus investigaciones también utilizan prácticas de ciencia ciudadana. Permiten a cualquier persona que esté interesada, trabajar como voluntario/a tanto en sus oficinas como en el campo, en tareas de ayuda a organización de eventos y manejo de reservas naturales, entre otros. También están abiertos a que cualquiera que tenga la posibilidad, les apoye mediante monitoreo de especies dentro de jardines y espacios urbanos. Cualquiera que viva junto a o cerca de una variedad de mariposas o polillas dentro del Reino Unido puede hacer un registro de su observación y así contribuir a una multitud de proyectos dentro de la organización, ya sean de contar o identificar especies o investigar el estado y salud del ambiente en el que conviven.

Científicos de la Basura

Científicos de la Basura es un programa de ciencia ciudadana de Chile integrado y fundado por investigadores de la Universidad Católica del Norte, cuya principal misión es educar a los escolares respecto a la ciencia y al ambiente en el que viven, fomentando un respeto por el manejo de la basura e involucrándolos en actividades que induce al trabajo de campo mediante su realización, generando información científica que a su vez ayuda a diseñar estrategias para que se resuelvan problemas particulares respecto a la acumulación de basura, tanto en espacios urbanos como naturales. Junto a estas actividades, también han desarollado muchas guías metodológicas para muestreos y encuestas en diferentes áreas, de manera que cualquiera que desee puede realizar estas investigaciones de forma independiente, así como guías para que profesores de primaria puedan introducir estos temas de contaminación ambiental en un curriculum escolar.

Hasta ahora han realizado una número importante de investigaciones en instituciones educativas distribuidas a lo largo de Chile. Hay desde investigaciones realizadas por clubes escolares con metodologías estandarizadas, como en 2009, donde el Club Explora del Colegio Los Carrera estudió el impacto que tienen los humanos en la región de Coquimbo, principalmente en los humedales y en el borde costero. O en 2014, cuando se realizó el proyecto «Investigando la basura aprendemos ciencia», que abarcó muestreos y talleres realizados por los profesores y sus alumnos en una variedad de escuelas.

Moon Zoo

Moon Zoo fue un proyecto lanzado en Mayo 2010, alojado en la plataforma Zooniverse, donde usuarios registrados podían identificar, clasificar y medir formas y relieves en la superficie de la Luna, cerca del sitio de aterrizaje de la misión Apolo 17. De esta forma, catalogaban ciertas características geomorfológicas a lo largo de la superficie lunar, como cráteres frescos y relieves lineares, identificándolas entre millones de imágenes tomadas por el satélite Lunar Reconnaissance Orbiter (LRO) de la NASA. Todo ello desde un portal en el que analizaron, inclusive, las herramientas e interfaces utilizadas por los usuarios para el ingreso de los datos, seleccionándolas y diseñándolas para la encuesta. En este proyecto se prestó especial atención a los métodos de agrupación de información y de filtración de datos, para evitar marcaciones problemáticas, generando verificaciones por expertos.

Entre algunas de las observaciones realizadas al proyecto, se indicaron ciertos errores metodológicos y otros más relativos al entrenamiento previo de los usuarios que vacíen información, y el proceso de filtrado de datos; sin embargo, los beneficios que les dio este acercamiento inusual al problema definitivamente se hicieron notar. Entre estos beneficios destacan: la clasificar distribuida de grandes cantidades de datos mediante observación y análisis independiente asignado a voluntariados de Internet, lo cual permitió que este proceso se realizara de una forma mucho mas rápida sin sacrificar necesariamente la calidad de la investigación.

Como puedes ver, ya hay muchos investigadores que consideran útil y hasta necesaria la participación de los ciudadanos en sus estudios, y no como sujetos en encuestas o entrevistas sino como colaboradores. Inclusive si no te convencen mucho los proyectos de las lista, solamente hace falta buscar en Internet para conseguir docenas de ejemplos mas, en todo tipo de lugares alrededor del mundo. Muchos presentan metodologías interesantes o inusuales y por lo tanto vistas interesantes al proceso científico, y definitivamente se merecen tu atención.

Deja una respuesta