Cada vez es más común leer o escuchar sobre datos abiertos pero puede que no sepamos del todo lo que esto significa. Por ello, vamos a revisar inicialmente este concepto.

Los datos abiertos son aquellos que no sólo están disponibles a cualquier persona (liberados) sino que también están disponibles en distintos formatos de manera que pueden ser recibidos y procesados por una computadora. Además de ello, los datos abiertos se disponen bajo una licencia ‘abierta’, es decir, que mínimo permita su uso, modificación, y reproducción universal (sin restricción en cuanto a quien lo puede ver), y que según sea apropiado, permita además uso comercial.

Esto deriva en tres particularidades que los datos deben cumplir para que sean abiertos:

  • Disponibilidad y acceso: los datos deben estar disponibles de manera integral y en una forma en que no genere costos exorbitantes para la parte interesada en copiarlos. El escenario más favorable es poner los datos a disposición para que sean descargados a través de Internet. Asimismo, los datos deben ofrecerse en un formato conveniente y modificable.
  • Reutilización y redistribución: los datos deben ponerse a disposición bajo términos de uso que permitan su reutilización y redistribución, e incluso que permitan su mezcla y entrecruzamiento con otros obtenidos de distintas bases.
  • Participación universal: cualquier persona debe poder usar, reutilizar y redistribuir los datos. No debe existir ningún tipo de discriminación contra campos de actuación, individuos o grupos. Por ejemplo, restricciones «no comerciales» que impidieren el uso «comercial» de los datos, o bien restricciones de utilización para determinados fines específicos (por ejemplo, sólo para averiguación personal), no están permitidas.

Con lo anterior tenemos una noción más clara de lo que significa que los datos estén o sean abiertos. Existen diversos repositorios y paginas web que nos permiten acceder a datos abiertos. Por ejemplo, si estamos interesados en estudiar los cultivos de Colombia podemos ingresar al sitio web en el que se publican datos del gobierno Colombiano [https://www.datos.gov.co], allí encontraremos una gama de conjuntos de datos referentes al tema, si escogemos uno en especifico, veremos sus detalles y si deseamos tener la data en un directorio de nuestro equipo tenemos la opción de descargarlo en formato csv.

Otra página web que nos brinda una serie de conjuntos de datos es la correspondiente al Gobierno de España en el cual podemos acceder a datos que abarcan el ámbito social, estos datos los podemos descargar en diversos formatos como csv o JSON.

Ahora, si nos planteamos realizar proyectos en los cuales se tenga como materia de estudio datos que no sean de adquisición propia sino provenientes de otras fuentes, específicamente datos abiertos, no debemos olvidar que:

  1. Los datos abiertos poseen una documentación, esta permite que se tenga una mejor noción de los datos, su contenido y estructura. Además de que en ella se menciona la procedencia, las técnicas utilizadas para su obtención y los metadatos. Estos últimos son datos de los datos, permiten describir los datos de manera detallada.
  2. Todos los elementos de acceso abierto tienen la particularidad de que se muestra de manera explicita sus propietarios, autores y las personas involucradas en el trabajo, es importante que si utilizamos o reutlizamos alguno de sus trabajos no pasemos desapercibidos estos nombres y los mencionemos en nuestros proyectos. Además, si tenemos cualquier duda sobre los datos y no encontramos información en la documentación podemos contactarlos.
  3. Los conjuntos datos poseen una estructura predeterminada que puede ser descargada en distintos formatos, lo debemos tener en cuenta para realizar un análisis óptimo. Esto es porque muchas veces nuestro equipo esta configurado de alguna manera en especifico y los archivos son leídos de manera equivocada. Por ejemplo, descargamos un archivo csv delimitado por comas y tenemos configurado en nuestro equipo la aplicación para la lectura de los datos con separador decimal coma(,). Entonces resulta que en la aplicación se mostrarán los datos de la columnas en una única columna. Para solucionar esto se puede cambiar la configuración o indicarle en el proceso de lectura el tipo de separador.
  4. Los datos abiertos pueden reutilizarse, si hacemos esto de manera que unamos uno o más conjuntos de datos debemos tener cuidado y verificar que la estructura de los datos sea la misma. Esto evitaría que la información se confunda obteniendo una mezcla homogénea de los datos.
  5. Los resultados obtenidos según sea el carácter de la investigación debieren ser compartidos a través de un paper o artículo científico de manera que vaya de la mano con el acceso abierto. Esto permitirá una retroalimentación constante y si es el caso brindaría otro enfoque para el análisis de estos datos.

En resumen, los datos abiertos son una iniciativa que permite a los investigadores y ciudadanos en general tener una visión más amplia y sustentada de lo que ocurre a su alrededor, proponer maneras de analizar y contrastar datos y resultados. ¡Por eso te animamos a que consideres el uso de datos abiertos en tus próximos proyectos!

Deja una respuesta