Si trabajamos en una empresa o institución pública o simplemente queremos ver el comportamiento de nuestros datos, podemos pensar en realizar uno o varios gráficos. Los gráficos son representaciones visuales de los datos que nos permiten comprenderlos, compararlos, analizarlos y describirlos de forma tal que se tenga una noción más clara de lo que ocurre con ellos.

En este artículo nos centraremos en los dashboards que son representaciones gráficas de los datos. Como representaciones de gráficos, pueden estar conformadas por una o varias visualizaciones con la particularidad de ser o no interactivos. Los dashboards son utilizados principalmente para ver y evaluar la calidad de un negocio o el cambio de algunos valores específicos a través del tiempo. También permite observar el comportamiento de alguna variable y sugerir estudios más profundos en relación a lo que sucede.

Ya te habíamos mostrado, en el artículo Te hablamos del uso de dashboards para visualización de datos de tu próximo proyecto. En ese artículo, definimos los dashboards como:

Los dashboards son herramientas de manejo de información que se vinculan entre sí a través de APIs, servicios, librerías y código de una manera dinámica por ‘debajo’ de la interfaces de usuarios, es decir, mostrando los resultados de esta interacción en una interfaz web o aplicación móvil, a través de gráficos y visualizaciones que al instante presentan los llamados indicadores de rendimiento (Key Performance Indicators KPI por sus siglas en inglés), o cualquier otro tipo de indicadores, acerca de un negocio, proceso, departamento, sitio web, o servidor. Prácticamente cualquier cosa que necesite ser monitorizada de forma constante puede utilizar los dashboards. Debido a su naturaleza como frontend, son completamente personalizables para cualquier propósito al que los quieras aplicar, sólo hace falta crear los scripts necesarios para hacerlo.

Ahora, ¿Qué es lo primordial para elaborar un dashboard?

Para elaborar dashboards son necesarios los datos, estos serán la materia prima que permitirá crearlos. Debemos tener en cuenta que los datos puedan almacenar la información que deseamos extraer o contabilizar. Una vez que se tengan disponibles los datos se debe tener claro cuáles son las variables o valores que se desean estudiar y así trazar un plan en el que se definan los tipos de gráficos que serán presentados en los dashboards.

Por otro lado, se deben definir las herramientas que utilizaremos para su elaboración. De estas herramientas existen varias: desde una hoja de cálculo hasta aplicaciones de software especializado. En el caso de software libre y código abierto, existen bibliotecas que permiten crear dashboards de manera rápida y sin muchas líneas de código. Por mencionar algunas están Bokeh y Plotly que son librerías de código abierto para Python. En la sección frameworks y librerías diseñadas para dashboards del artículo Te hablamos del uso de dashboards para visualización de datos de tu próximo proyecto encontrarás una descripción un poco más amplia de las herramientas que se pueden emplear para esta elaboración.

¿Qué es la integridad en los datos? y ¿cuál es su importancia en los dashboards?

La integridad en los datos se refiere a su fiabilidad, es decir, a que la información que muestran sea exacta, completa, homogénea, sólida y coherente. Al tener integridad en los datos es muy probable que la información que se obtenga a través de estos sea verídica y muestre la realidad.

Por ello, es de gran importancia que los datos involucrados en la creación de los dashboards tengan integridad. Permitiendo de esta manera presentar gráficos claros, sin sesgos o alteraciones, se evitarían posibles problemas de interpretación y la toma decisiones basadas en esta información es más confiable.

Otro aspecto que brinda la integridad de los datos en los dashboards es la facilidad para agrupar la información y la segmentación de lo que puede o no ser relevante.

Tengamos en cuenta que la integridad de los datos se ve alterada en el momento en que un valor en el conjunto de los datos ha sido modificado por equivocación, se ingresa uno o varios datos erróneos o si simplemente fue alterado por alguna circunstancia asociada al proceso de su obtención. Para prevenir esto es importante la supervisión del proceso de obtención de los datos así como su correcta depuración o pre-procesamiento.

En resumen tenemos que los dashboards son una excelente herramienta para describir los procesos que ocurren con los datos, pero para ello es vital que estos últimos sean tales que contengan la mayor información, sean fiables de manera que cuenten con integridad para así lograr el objetivo de describir y tener mayor visión de lo que en verdad ocurre.

Los dashboards son clave en la visualización de datos. Debemos ser consientes de que un dato puede ser simplemente un valor, pero descubrir lo que este significa puede causar impacto, mover o cambiar procesos cuando se requiera, en una en organización, un proyecto, comunidad o hasta en un país.

2 Comments
Deja una respuesta