A lo largo de un proyecto de investigación suelen experimentarse dificultades en cualquiera de sus fases: desarrollo, su divulgación, promoción, en la publicación de los datos de forma abierta, en su catalogación o en su disposición de forma abierta para ser consultado en cualquier investigación. En cualquiera de estos casos, Dataverse es una solución que promete no solamente incorporar al flujo de trabajo métodos rápidos para asegurar que los datos cumplan los principios FAIR, sino también ofrece un espacio donde alojarlos organizados en conjuntos, agrupando metadatos y codigo clasificados con su propio numero DOI, en repositorios llamados ‘Dataversos’.

Dataverse es un proyecto que ya cuenta con apoyo de una cantidad de universidades y instituciones prestigiosas alrededor del mundo. Por ejemplo, la universidad Harvard destaca por su repositorio Dataverse público en el cual yace una enorme cantidad de conjuntos de datos (incluyendo metadatos, código y documentación) en todo tipo de áreas y, además está libre para el uso en investigaciones tanto dentro como fuera de la comunidad Harvard. Estos datos pueden ser accedidos bajo políticas de acceso abierto y términos de uso establecidos por cada equipo científico, permitiendo la réplica y reutilización del trabajo alojado en el sitio. Por lo tanto, es una iniciativa bastante atractiva cuando se desea difundir el trabajo realizado, ya que hace que tus datos sean visibles mediante el uso de motores de busqueda y manejadores de referencias.

Para entender por qué ha ganado tanta tracción este proyecto, es importante primero saber de qué se trata exactamente, y cómo se llevó a cabo.

Que es Dataverse?

Dataverse es una aplicación web de código abierto para ‘compartir, preservar, citar, explorar, y analizar datos de investigación’. Cuenta con una multitud de características para cumplir con este objetivo: al subir los archivos a la plataforma, estos son almacenados y preservados de manera que permanezcan iguales al día en que se subieron. También permite organización por ‘carpetas’ mediante los llamados dataversos, haciéndote propietario de la plataforma en la que subes los datos y enlazándolos, de esta forma, de forma permanente a tu usuario, al tiempo que permite integrar de forma continua tus publicaciones y los datos que estas utilizan. Todo esto con el propósito fundamental de asegurar que tus datos te sean acreditados, estando, al mismo tiempo, alojados y preservados por años por venir.

Su nombre viene del hecho que Dataverse funciona mediante un repositorio (la instalación de software) que a su vez aloja archivos virtuales llamados dataversos. Los dataversos se componen de conjuntos de datos, y los conjuntos de datos tienen metadatos descriptivos, archivos, documentación, código, y demás. Si el usuario quisiera, puede incluir otro dataverso dentro de ellos. Al publicar los conjuntos de datos, se le asigna una citación formal académica y un identificador DOI asociado a ellos, para que la utilices a la hora de escribir artículos en tus redes o paginas web.

Dataverse, por lo tanto, cuenta con varias APIs abiertas (de búsqueda, acceso y depósito de archivos) para darle un grado mayor de interoperabilidad y permitir una integración más limpia y ligera dentro de el esquema de trabajo de cualquier investigador, archivista o editor.

Quien usa Dataverse?

Además del repositorio de Harvard anteriormente mencionado, en la pagina principal del sitio web de Dataverse se encuentra un mapamundi en el que se señalan las instalaciones públicas de repositorios Dataverse, con mayor concentración de éstos en Norte America y Europa, aunque se ven varias también en America Latina, Africa y Asia. Algunas de estas están pensadas no solamente para uso local, sino también para países y regiones vecinas, como el ACSS Dataverse del Líbano, el cual contiene conjuntos de datos producidos en paises árabes. Además, a pesar de limitaciones respecto al envío de archivos, muchos de estos sitios permiten acceder los dataversos de forma gratuita sin importar que seas investigador o parte de la institución o comunidad en cuestión.

Al incentivar a los investigadores a usar una plataforma abierta para publicar y compartir los datos que ellos mismos utilizan, se hace práctica la distribución y publicación de estos bajo una licencia abierta que permita su acceso y replicación entre terceros. Esta es una forma algo indirecta, pero aun así posiblemente eficaz para lograr que se realice y presente una ciencia realmente abierta mediante el uso de aplicaciones abiertas y eficientes en su realización, sin modificar o añadir pasos innecesarios en su práctica. Mención aparte merece el hecho de tener una gran utilidad para los propios investigadores, ya que permite asegurar su acreditación adecuada en publicaciones que contengan su trabajo.

Es posible que en el futuro este tipo de práctica se hagan comunes, y que haya una multitud de repositorios de aplicaciones como Dataverse alrededor del mundo, que albergen el conjunto del trabajo científico realizado en las regiones donde estén localizados. De esta manera, existiría la posiblidad de que las conclusiones de los investigadores y instituciones sean realmente juzgadas, criticadas y revisadas también por ciudadanos comunes, haciendo que cualquier tipo de decisión política que dependa del trabajo científico, dependa también de los aportes de estos.

Deja una respuesta